La matanza del cerdo en la parroquia

porco cerdo celtaComo mandaba y manda la tradicción, el día anterior se dejaba el cerdo en ayunas. Se mataba y recogía la sangre, hasta enfriarse. Se quemaba el cerdo, una vez sangrado con helechos o paja, se rascaba, se lavaba con agua caliente y fría. Una vez sacado el vientre y las asaduras se dejaba enfriar para descuartizar. Se hacían morcillas con arroz cocido, de sangre, abundante cebolla, perejil, pimienta, clavo, comino, nuéz moscada, orégano y grasa. Bien mezclado todo ello, se iban llenando las morcillas poco a poco. Se dejaban reposar cubiertas con un paño y se oreaban, después de cocidas.

El ternero, se preparaba adobándolo con ajos, pimentón y bastante sal gorda. El día anterior al guiso se echaba de remojo para que no estuviera salado y se guisaba con arroz, patatas o en salsa.

Síguenos:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion