REPOSTERÍA (III)

Alimentos elaborados con leche - cuajada reposteríaSOBAOS DE HARINA, también los que no podían adquirir la masa de panadería, los hacían con medio kilo de mantequilla, 350 gramos de harina, 6 huevos, medio kilo de azúcar, ralladura de limón, sal y una copa de anís o ron. Mezclado todo bien, con papel hacían unos moldes donde colocaban la masa y metían al horno hasta dorarlos.

TORRIJAS DE MIEL, las hacían con pan reseso, canela de palo, cáscara de limón, y una copita de anís. Para ello, remojaban el pan, lo pasaban por el huevo y frito en miel con mantequilla.

TORTAS FRITAS DE HARINA Y LECHE, se preparaban en aquellos hogares medianamente pudientes, con medio kilo de harina, zumo y medio de limón, un cuarto de copa de anís, 300 cc de leche, 300 gramos de azúcar, media hoja de laurel, y 300 cc de aceite para freír. En un recipiente ponían la harina, azúcar, limón y anís; le añadían la leche poco a poco, la hoja de laurel moviéndolo para que no se haga grumos y la retiraban cremosa y espesa. Normalmente la dejaban reposar media hora; después con una cuchara iban haciendo montoncitos o tortas que metían en la sartén con aceite muy caliente.
Una vez fritas las espolvoreaban con azúcar y quedaban listas para comer.

FLANES AL BAÑO MARÍA, cuya tradición aún se sigue hoy, los hacían con un litro de leche, 6 huevos y 10 cucharadas de azúcar. Se preparaba en una cazuelita de 2 litros, quemaban dos cucharadas de azúcar y lo dejaban enfriar. Disolvían el azúcar en leche, añadían los huevos batidos y colados, removiendo todo muy bien, después en una cazuela de 4 litros con agua y al fuego metían dentro la otra cazuelita con el flan durante hora y media, al menos hasta que comience hervir. Se puede hacer también al horno.

BIZCOCHOS DE NATA, era otro de los productos del Condado de Salvatierra – Paradanta que normalmente ofrecían sobre todo en las abadías y rectorales que eran los lugares donde se encontraban los productos y los conocimientos para hacerlos. Los famosos bizcochos los preparaban con 3 huevos, una taza de natas, 2 tazas de azúcar, 2 tazas de harina, un sobre de royal, sal y limón. Batían los huevos echaban el azúcar y las natas batiéndolo todo y añadiéndole sal y el limón. Volvían a batir agregando la harina y el royal, mezclándolo todo muy bien. Preparado el molde con aceite o mantequilla, espolvoreaban un poco de harina y vertían la pasta preparada poniéndola al fuego muy lento o al horno y listo para comer.

GALLETAS DE NATA, también era otra oportunidad en aquellas épocas en que no existían las fábricas de galletas. Consistían con igual volumen de natas que de azúcar, harina, huevo y una cucharada de royal; mezclaban las natas con el azúcar, batían la yema de huevo, el royal y la harina, lo amasaban todo muy bien hasta conseguir una pasta que no se pegase a las manos. Una vez a punto, hacen los “bizcochos” que pasaban por la clara de huevo y azúcar y metidos al horno hasta que dorarlos.

NATILLAS, generalmente de todos conocidas hasta no hace mucho en que aparecieron en el mercado, las preparaban con 3 huevos batidos y mezclados con la nata, una taza, e igual de azúcar, harina y leche. Le añadían un yogur natural, raspaduras de limón y canela. En un recipiente de barro, untado con un poco de mantequilla lo mezclaban todo y metían al horno bien caliente hasta dorarlas. Las servían medio frías.

Síguenos:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion