Alimentos elaborados con maíz

Alimentos elaborados con maíz
Papilla de maíz

Con un litro de leche, harina de maíz y azúcar. Para hacerlas disolvían en un cuarto de litro de leche y 5 cucharadas de harina removiendo para no hacer grumos y la colocaban al fuego retirándola cuando empezaba a hervir. Añadían azúcar y removían bien colocándola al fuego durante 5 minutos. Este era el plato de los niños y viejecitos.

Pasta de maíz

Esta receta posee más de 250 años de antigüedad y se preparaba con 500 gramos de harina de maíz, litro y medio de agua y sal. Para hacerla, usaban una cazuela de cobre, otros la hacían en cualquier otro recipiente de fondo grueso. Consistía en poner agua a hervir con sal, después añadían la harina de maíz en forma de lluvia removiendo para evitar grumos, hasta formar pasta separada del recipiente. Esto solía tardar unos 30 o 40 minutos. La servían bien caliente mezclándola con salsa de aves, carnes y pescados espolvoreando queso rallado.

Pan de maíz (pan de millo)

Tan común en cualquier hogar desde la noche de los tiempos hasta ahora. Usando harina de maíz, sal y agua caliente. Tamizada la harina, le añadían agua caliente convenientemente salada y la amasaban; preparaban el horno casero con leña y brasas para después retirarlas y colocar la “borona o Broa” de pan de millo, que cubrían con hojas de berza colocadas encima de las cenizas para no manchar el pan. Si no había horno lo cubrían con hierba seca y prendían fuego, dejándolo toda la noche para cocer. Cada hogar tenía sus trucos para hacerlo.

Torta de maíz

Consistía en un kilo de maíz, agua y sal amasado en forma de bollo que después, en algunos hogares solían aplastarlos, que espolvoreaban al objeto de que no se pegara al cocerlos. Al final lo metían al horno muy caliente y limpio de brasas. Su cocción era de 10 a 15 minutos para que quedara dorada.

Bollos de maíz

En casa del pobre se preparaban como la torta y metían en la olla del caldo para cocerlos, servía para acompañar a muy poco más desgraciadamente.

Torta frita

Preparada como la masa del pan de maíz, que freían en aceite o manteca bien caliente procurando no pegarse al fondo.

Empanada preñada

Con harina de maíz, hojas de berza, jamón o tocino (panceta), chorizo y sal. Primeramente preparaban la masa como para el pan de maíz y la dividían en dos partes para hacer la empanada. La aplastaban en una masa fina y colocaban el chorizo, jamón, tocino o panceta, y con la otra parte de la masa la cubrían y cerraban alrededor. Le hacían un agujero por la parte de encima para respirar y la metían al horno. Certificamos lo sabroso que son. ¡Ah! Las hojas de berza son para colocar encima de la ceniza para que no se embadurne la masa.

Empanada de maíz

Que aún hoy en día se hace, con harina de maíz, costilla de cerdo, chorizo y panceta. La masa la preparaban igual que para hacer el pan de maíz. En la sartén rehogaban la costilla de cerdo cortada en trozos o raciones, el chorizo y la panceta picada, lo rellenaban con un sofrito y lo colocaban encima de la masa tapándolo todo con la otra parte de la misma y la metían al horno cubriéndola por debajo y por arriba de hojas de berza.

Síguenos:

14 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*