¿Qué hacer con el maíz?

los beneficios del maíz para la saludA parte del aceite, el pocholo, se pueden hacer otras comidas ricas y sabrosas. Para los que se interesan de las ventajas del maíz, en nuestra tierra del Condado de Salvatierra del Miño como en otros muchos países del mundo, México, por ejemplo, se consume en forma de tortilla con tomates, pazola, pinole, atole, rescas, etc. En bebidas lo hacen los indígenas de los Andes; la chicha con maíz fermentado igualmente. Separados los granos, tratados y secados se obtiene el aceite de maíz utilizado como alimento. También en barnices.

Para hacer sopa de calabacines en Rumanía se hace con granos de maíz, sándwiches con queso y maíz en Argentina. Palomitas saladas y ensaladas de granos de maíz. Cachapas con maíz y patatas, para celíacos y alérgicos. Sándwiches de atún con lechuga, maíz y nueces. Que prepara nuestro hijo Manuel con pan integral, atún, lechuga, mostaza, maíces, y nueces picadas con algún ingrediente más.

Recuerdo de pequeño en mi aldea natal, comer maíces con mantequilla aprovechando las vitaminas B1 y B7,potasio, hierro y fósforo.

La sopa de maíz, preparada a base de pollo, crema de leche o la ensalada de maíz acompañada de pimientos, tomate, muy refrescantes en verano. Aún recuerdo los bizcochos de maíz de mi madrina en la aldea, para cuando llegar de la escuela y de los maíces con tomate y jamón con queso . . . La empanada de bechamel, cebolla y maíces en nuestra tierra ¡Qué tiempos aquellos ! En la tierra lucense el pavo empanado con copos de maíz es muy antiguo.

En nuestra aldea se preparaba la espiga de maíz a la plancha, normalmente se hacía con 2 espigas, crudas, limpias, aceite de oliva, sal gruesa, pimentón dulce o picante. A gusto de cada cual.

Durante 20 o 30 minutos hasta quedar cocidos los granos, después se escurrían y se pasaban a la parrilla con el aceite, se salpicaba con sal y el pimentón y a medio fuego durante 10 minutos girando las espigas hasta dorarlas. No hablemos de México que es el universo de los productos del maíz.

Es difícil salirse de la rutina de comer maíces con sal y mantequilla en aquellas épocas del 1.931.

Tengo entendido que en el Noviciado de las monjas del Convento de la Merced en Tortoreos, ayuntamiento de Las Nieves, provincia de Pontevedra (Galicia), tierra de maizales, elaboraban un bizcocho, conocido en la parroquia de Santiago de Tortoreos por la “Teta de la Novicia”, atribuida, sin lugar a dudas, por la calidad del maíz de la zona.

Era un postre sencillo de agradable paladar en forma de bizcocho, con nata y crema que se hacía, en proporción a la cantidad de monjas en cada momento. Para cuatro personas, 4 huevos, 125 gramos de azúcar batidos, se le añadía 125 gramos de harina de maíz, y se batía todo junto. Una vez integrado se pasaba al molde previamente untado con mantequilla y enharinado. Horneado en 16 o 20 minutos a 170ºC se sacaba, previamente comprobado con una aguja si salía limpia o no, para no pasarse porque quedaría demasiado seco.

Y con este bizcocho hasta mañana a las 8 que hablaremos de otras cosas. Nada más

Síguenos:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion